Siempre he pensado que cuando uno gestiona los recursos económicos de los ciudadanos, debe hacerlo pensando no solo en quién te ha votado sino en el conjunto de los vecinos del municipio en cuestión, hablando en términos de política municipal. Y creo también, que estos recursos deben gestionarse tratando de alcanzar la máxima felicidad y satisfacción. Aun sabiendo que no llueve a gusto de todos. Por desgracia, hay dirigentes que no cumplen con estas premisas, y lo que es peor, fomentan la confrontación entre vecinos para tapar su mala gestión e incluso sus delitos.

 

Lamentablemente, la quimera que estamos viviendo en Cataluña de la mano de formaciones políticas separatistas y populistas se traducen en presupuestos que recortan en lo fundamental como es la Sanidad, la Educación, las ayudas sociales y que destinan cuantiosas cantidades, casi seis millones de euros, en el sinsentido.

 

Mientras muchos ciudadanos nos movilizamos para reclamar nuestro derecho a una vida mejor, que se destinen nuestro recursos económicos a lo que de verdad importa como es solucionar el problema de las carreteras y los peajes en Calafell, los dirigentes de la Generalitat lo hacen para apoyar los cargos públicos que se saltan sistemáticamente las leyes, las sentencias y la democracia.

 

En Calafell , aunque  alguna regidora del PP escriba cosas como “lo que pase más allá de nuestras fronteras (las de Calafell) no debe ser más importante que nuestras funciones o competencias”, o que con la frase recurrente la “política municipal es otra cosa”, partidos como PP y PSC estén comulgando con ruedas de molino, tragando carros y carretas, o poniéndose de perfil cuando toca debatir temas sobre el ‘Procés’, temas que lamentablemente como ciudadanos catalanes también nos afectan (¡y de qué manera a todos los vecinos de nuestro municipio!).

 

La Comarca el Baix Penedès, y por consiguiente Calafell, ha vuelto a ser la más olvidada en los presupuestos de la Generalitat y mientras algunos nos manifestamos por la gratuidad de los peajes y la mejora de las comunicaciones en nuestra comarca y para todos los que vivimos en ella, otros viajan a Bruselas a poner el nombre de Calafell al lado de la Independencia, mientras unos (ERC) presenta mociones para declarar personas non gratas con la intención de enfrentar y dividir, Ciutadans trabaja por defender una convivencia mejor entre todos, pero sin complejos.

 

Por eso, aunque la regidora del PP en Calafell escriba en un medio digital que he venido ‘a liarla’ desde otra comunidad autónoma, cuando Cs Calafell se posiciona en la defensa de las leyes y de la Democracia,  lo hace siempre diciendo al enfrentamiento y la división: #NoEnMiNombre y #NoConMiDinero 

 

Y por ello, también defenderemos que con el dinero de todos los vecinos debemos apostar por la transparencia y la buena gestión como es la adhesión a la Red de Entidades Locales por la Transparencia y Participación Ciudadana de la Federación (1500€) rechazada por el equipo de gobierno de Calafell (PP, PSC y UAM) y no por el separatismo y pagar 1800€ a la Asociación de Municipios por la Independencia, como ha permitido el equipo de gobierno. Calafell es mucho más que lo que explicaba el cartel que algunos pasearon por Bruselas, vuelvo a decir que No en mi nombre, No con mi dinero.