Muchos ciudadanos nos han comentado estas últimas semanas que a Calafell le hace mucha falta cambiar el color, pero no el de las zonas de aparcamiento que vuelven a penalizar económicamente a los vecinos y comerciantes del municipio, sin además resolver los problemas de aparcamiento, sino el color de quien gestiona los recursos de todos desde el desgobierno más absoluto.

Para Ciutadans Calafell, lo primero son las personas y para tener verdaderamente un Calafell Naranja se necesitan políticas sociales y no medallas electorales.

Por ejemplo, Calafell precisa de la puesta en marcha la ‘Mesa de la Discapacidad’ presentada por Cs en 2015 y que pretende ser la voz consensuada de todos los grupos municipales y entidades del sector ante las instituciones superiores para evitar que nadie con una problemática de este tipo tenga que verse abocado a reivindicar en solitario una mejora para su vida.

En Calafell necesitamos líderes que actúen en positivo, que decidan en favor de todos los vecinos, y no que voten en contra de buenas iniciativas porque las presenta un partido político u otro, como la última en la que PSC, junto a ERC- UAM y Jesús Benedicto (RNA) han votado en contra de una iniciativa recomendada y avalada incluso por la Organización Mundial de la Salud y otros organismos europeos para dar formación en ‘Reanimación Cardiopulmonar’ a nuestros jóvenes, algo que está demostrado a nivel mundial que salva vidas.

Los ciudadanos de Calafell nos merecemos políticos que no se enfaden y sepan entender cuando desde Cs agradecemos que pongan en marcha iniciativas que salen de nuestra formación para mejorar la vida de todos nuestros vecinos, como ha sido el acondicionamiento del ‘Camino de Mont-Mar’ que nace de una moción de Ciudadanos fruto de reuniones con los vecinos de las urbanizaciones afectadas, el enfado solo se entiende cuando alguien pretende ponerse medallas electorales.

Necesitamos políticos que no intenten engañar con verdades a medias o mentiras enteras cuando, como oposición responsable votamos en contra de medidas que entendemos que no se hacen correctamente o no son beneficiosas para el conjunto de los vecinos de Calafell.

Para cambiar el color al municipio, no hay que pintar rayas en las zonas de aparcamiento, sino que se necesitan ciudadanos valientes y comprometidos con este cambio, que crean en Calafell y que pongan como prioridad trabajar para mejorar la vida de todos. Desde Cs Calafell creemos en la excelencia y estamosu abiertos a quien quiera aportar en positivo y trabajar para este cambio, necesario para renovar nuestro ayuntamiento y conseguir el #CalafellNaranja que todos necesitamos y nos merecemos.

José Manuel Tejedor
Portavoz Cs Calafell