En mis años de experiencia laboral y personal siempre he pensado que un buen líder es el que se rodea de los mejores, el que premia la excelencia, incluso el que crea líderes, el que no sólo admite la crítica constructiva sino que la necesita para mejorar y seguir creciendo. En la vida política no es diferente.

Desgraciadamente esto no ocurre en  el gobierno de Calafell, en el que sólo vemos personalismo, persecución al que piensa diferente y  donde se valora más al que regala los oídos que al buen trabajo, se castiga al profesional si es independiente, a la entidad, vecino o comerciante que no está dentro del redil. Estas actitudes nos distancian mucho; Ciudadanos vivimos en el siglo XXI, tiempo de libertades individuales y democracias reales. Otros se sienten mas cómodos y quieren condenarnos a todos a la Edad Media, tiempo de vasallaje y de señores feudales. Lamentablemente para ellos, los ciudadanos de Calafell sólo admitiremos como testigo de esta época a nuestro Castell de la Santa Creu.

Un político que quiera y trabaje por su municipio debe rodearse de los mejores, debe de tener no sólo un equipo sino también un proyecto, no debe basar su política en una persona, ni debe silenciar o bloquear las opiniones de los demás, Calafell somos todos y cada uno de los vecinos y todos y cada uno de los núcleos que lo conformamos.

Este equipo de gobierno basa su política en titulares de prensa cortoplacistas que contentan hoy pero que no se hacen efectivos nunca, en #MésRamon en lugar de más y mejor Calafell, en callar a la oposición no dando la información que le pedimos para poder hacer nuestro trabajo, fiscalizar al equipo de gobierno aunque no les guste también es nuestro trabajo. Lo mismo pasa cuando nos critican por reunirnos con vecinos o entidades y asociaciones del municipio para trabajar por sus necesidades y hacer un proyecto de Calafell conjuntamente.

Desde Cs Calafell hemos pedido varias veces la información sobre gastos de comunicación de este equipo de gobierno, no tanto para saber cuánto, sino para saber cómo y a quién. Los vecinos de Calafell con nuestro dinero debemos pagar trabajos, no favores. Y no sólo no nos dan esta información, sino que se vuelven a gastar dinero de todos para perseguir a medios de comunicación independientes y plurales.

Mientras este equipo de gobierno  aparta o amortiza plazas de trabajadores y crea regidurías o actividades a medida de sus mediocres “amigos o amigas”. Para Ciutadans Calafell esta actitud  no sólo es de siglos pasados, de la vieja política, sino que choca con  nuestra forma de trabajar, en Cs Calafell somos de valorar a los trabajadores por su trabajo y no por sus colores políticos, creemos en la libertad, en la buena gestión pública, en el bien común y no en comisarios políticos de otras épocas.

Ciutadans Calafell, frente a los personalismos enfermizos que no favorecen a nadie, trabajamos por #MésComerç  #MésNeteja #MésSeguretat #MésTreball #MésIgualtat y sobre todo #MésiMillorCalafell.

José Manuel Tejedor

Portavoz Cs Calafell.