Trabajar no es hablar, es actuar, es hacer política y sobre todo municipal, no es hacer titulares, ni desacreditar, ni mucho menos dividir y enfrentar, ha de ser todo lo contrario, crear buenos equipos y no comparsas, y buscar consensos y no complicidades, actuar por el bienestar de todos los vecinos y no por un interés particular.

Cuando alguien repite constantemente una idea, casi de una forma neurótica u obsesiva, lo que intenta es dirigir la opinión de los ciudadanos y desviar la atención de acciones propias, tapar sus carencias o difuminar su inacción, a corto plazo generalmente tienen una incidencia negativa en nuestro futuro, y cuando de elegir a quien dirige nuestro futuro se refiere, caer en estas argucias tiene efectos inmediatos.

Cuando un político se molesta ante la verdad y la crítica, ante la lógica y el razonamiento, ante los librepensadores y los que no cargamos con “mochilas”, empieza a verse la necesidad de la silla frente a la gestión eficaz y se utilizan los “mantras” como único recurso. Por eso muchos vecinos, entidades, clubs y asociaciones habréis escuchado eso de…, “Que viene Ciudadanos”, “con ellos peligra la participación ciudadana”, “no conocen Calafell”… pues aquí seguimos y con la misma idea, desmontar con trabajo esos “mantras” y trabajar para situar a Calafell en el lugar que le corresponde, y conseguir un mejor municipio para los que vivimos y quienes nos visitan.
Decían “Con ellos peligra la participación ciudadana”, desde Ciudadanos estamos seguros que este equipo de gobierno confunde participación ciudadana con preguntar a sus amigos sobre cuestiones que previamente ya han adoctrinado, intentar demostrar que la opinión de unos pocos es el deseo de muchos, o querer hacer creer que una reunión de amigos es pedir opinión a entidades o sectores del municipio.

La política es generosidad, es seguridad en un proyecto, es una visión de municipio, es un caminar hacia el futuro sin dejar a nadie atrás, es mejorar, es escuchar y es decidir, trabajar en equipo y buscar consensos, es hablar escuchando, es no defraudar.

La política como la medicina también debe ser preventiva, no se puede estar mirando para otro lado, no actuar ante los problemas y luego buscar soluciones milagrosas, un político no debe ser un salvapatrias, debe ser un trabajador incansable, un buen gestor, una persona querida y respetada, y no basar su gestión en la mentira, porque puedes engañar a todo el mundo algún tiempo, puedes engañar a algunos todo el tiempo, pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.

Que no conocemos Calafell….os decían, El top manta, el incivismo, la falta de rumbo de municipio, la inseguridad, la ocupación ilegal, la desigualdad y muchos de los problemas de nuestro municipio tienen solución, lo demuestran nuestras mociones contra la ocupación, contra el top manta, para la accesibilidad universal, el apoyo al comercio local,… basta con actuar con responsabilidad.

En Ciudadanos siempre tenemos una buena actitud para trabajar, donde otros siempre encuentran un momento para una buena escusa.